Las neuronas espejo en la educación

Para los que a estas alturas no conozcan el Neuromarketing les recomiendo que se pongan al día con el libro Buyology de Martin Lindstrom. Honestamente se ha convertido en uno de mis libros favoritos y me ha aclarado enormemente muchas verdades del porqué de mis actos. No definiré el Neuromarketing, lo que si que haré es incidir en el efecto de las neuronas espejo y en cómo acabamos adquiriendo de la tienda una serie de productos que ni tan sólo necesitábamos y que compramos porque se lo hemos visto a alguien cercano, es decir, resaltar el cómo nos vemos influenciados a realizar esa compra y cómo los niños hacen lo que ven.

Las neuronas espejo son aquellas que se activan cuando observamos el comportamiento de los demás o cuando leemos las acciones que lleva a cabo otra persona. (Bostezo), ¿ha bostezado? Ese es un ejemplo que muy bien identifica Lindstrom en su libro, o si eres un fan de los Simpson, atento al siguiente modelo:

 

Si conoces el personaje y su característica voz habrás leído el cartel con esa propia voz, o al menos imitándola, no es que estés loco ni seas un amante empedernido de los Simpsons sino que tus neuronas espejo han hecho efecto.

Las neuronas espejo suponen un fuerte impulso al efectuar una compra, para la toma de decisiones y para el ritmo de vida actual. Deseamos lo que tienen los otros, miramos los maniquíes y nos vemos con esos pantalones, con esa camisa, deseamos esos cascos, ese nuevo modelo de iPhone o esa mochila con panel solar que recarga el portátil de Innovalley. En esta sociedad repetimos todas las acciones que observamos o leemos y generamos empatía con las personas a la que lo asociamos.

Pero aún parece ser que no nos damos cuenta de que los niños son los verdaderos artistas de la imitación, ven, copian y no paran. ¿Quién no ha deseado ser Goku alguna vez en su vida? ¿Y Superman? ¿Y quién no ha soñado con marcar el gol decisivo de un partido de fútbol? Y así un largo etc…

Es por esa capacidad de imitación por la que debemos de tener cuidado con lo que ve un niño, si no puede pasar lo del siguiente vídeo.

Los padres deben ser el primer modelo para sus hijos, y los profesores el siguiente. De ellos depende el futuro de los #DigitalLearners. A día de hoy podemos aprender mucho del funcionamiento de las neuronas espejo y de cómo trasladarlo a la educación. Porque ¿qué niño no desea marcar la diferencia o ser especial? Podemos orientar el deseo que tienen y su curiosidad innata de manera que aprendan jugando, que aprendan lo que se les da bien y potenciar sus capacidades. Si nos ven disfrutando al dar clase, riéndonos mientras aprendemos, desearán aprender y dejarán lo que estén haciendo para ver que es lo que estamos haciendo, cómo funciona y por qué.

Poneos en situación. Entráis en una clase de niños de entre 4 y 7 años, revoloteando todos de un lado para otro… es la ley de la jungla, ¿Pensáis que podéis sentarlos y que se queden quietos? ¿Querríais limitar su creatividad e imaginación o por el contrario harías que fluyeran ríos enteros de ideas y colores? Decidme ¿Qué haríais para llamar su atención y que aprendan divirtiéndose?

Jorge Yepes

@Joryeflo

pensamientos de 2 \"Las neuronas espejo en la educación\"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *