Lecciones de marketing que podemos aprender de los dibujos animados

Probablemente hayas pasado infinidad de tiempo viendo algún episodio de dibujos animados ya sea de pequeño, acompañando a tus sobrinos, a tus hijos o simplemente porque te siguen gustando.  Además de las horas de entretenimiento de nos brindan y de los valores que podemos aprender de ellos son capaces de enseñarnos marketing. Si como lo leéis. Es por ello que he querido recopilar en este post algunas de las lecciones de marketing que podemos aprender de los dibujos animados.

LECCIÓN 1: Genera sensación de Escasez en tu producto ayuda a la decisión de compra del consumidor. Esta lección la aprendemos de Futurama. Concretamente de Fry. Resulta que acaba de salir el último modelo de EyePhones y la coletilla una vez presentan el producto es, que hay pocos en stock, generando la sensación de escasez en el consumidor y haciendo que no solo Fry corra como un loco a comprarlo sino muchos otros. El miedo generado de que se puedan quedar sin el producto que quieren hace que se decidan por comprarlo inmediatamente.

acme-coyote-Lecciones-de-marketing-que-podemos-aprender-de-los-dibujos-animadosLECCIÓN 2:  La fidelización de los clientes cuesta, pero una vez los tienes nunca te abandonan. Un ejemplo de esto lo encontramos en nuestro querido Coyote y en la archiconocida marca ACME. A pesar de fallar en innumerables ocasiones la marca y el producto ACME a la hora de cazar al Correcaminos, nuestro querido Coyote (incansable) sigue intentándolo y confiando en los productos que esta empresa fabrica para conseguir su objetivo. Eso sí, considero que todos deberíamos de ser un poco más Coyotes y ser así de incansables a la hora de conseguir nuestros sueños.

LECCIÓN 3: Tus consumidores Crecen. En Shin Chan descubrimos esta lección,  concretamenten en el que los padres de Shin Chan, Hiroshi y Misae se dirigen a comprar un coche nuevo, concretamente a mirar. Es en el concesionario cuando Hiroshi descubre el coche de sus sueños, el coche que desde pequeño ha deseado, querido, soñado. Es capaz de recordar todas sus características y cuando se acerca el dependiente le comenta que es un modelo nuevo que imita al que se lanzó hace 20 años porque en su momento ese coche fue muy popular entre los niños ya que todos compraron la imitación en miniatura del coche, entre ellos Hiroshi. Hace unos años esto mismo lo plasmó Porche en un anuncio.

Lecciones-de-marketing-que-podemos-aprender-de-los-dibujos-animados-2-gabbo-simpsonsLECCIÓN 4 Crea expectación. No podían faltar nuestros queridos Simpson. Son especialistas en darnos lecciones pero en esta ocasión voy a centrarme en dos lecciones que generan una expectación que llega a tener al pueblo de Springfield en vela. En ambas ocasiones siguen la estrategia de generar la expectación antes de lanzar el producto. El primer ejemplo tiene lugar en el capítulo en el que Lisa descubre unos huesos de Ángel donde se estaba construyendo un Centro Comercial. Después de unas idas y venidas y de que la mente brillante de Homer gane algún dinerillo extra con el merchandising del supuesto Ángel llega el mensaje. El Ángel anuncia que llegará el fin muy próximamente…pero resulta que es el fin de los precios altos, un claim para dar notoriedad al centro comercial en el momento de la inauguración. El segundo caso tiene que ver con la marioneta Gabbo el cual inunda la ciudad con publicidad manteniendo a todo el pueblo en vilo sobre Gabbo, tanto que Homer llega a preguntarse ¿quién es ese Gabbo?

En ambas ocasiones el pueblo de Springfield está atento e incluso asustado de lo que pueda venir, pero sin duda alguna, la expectación no puede ser mayor.

Estas son algunas lecciones de marketing que podemos aprender de los dibujos animados. ¿Conoces alguna más? Ahora es tu turno el aplicarlas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *