The Greatest Movie Ever Sold

El día 4 de Febrero y entre tanto frío peninsular, Canal+ 1 dio un documental, mejor dicho fue un superestreno, ni más ni menos que la La historia más grande jamás vendida, un documental de Morgan Spurlock (si, el mismo que Super size me) y que en resumen se acerca al marketing dentro de la industria cinematográfica y muestra todo lo que hay detrás del posicionamiento de una marca en la mente del consumidor (frase canal+)

Como era de esperar me llamó la atención porque el documental en realidad es una película completamente financiada con la publicidad de las marcas que quieren aparecer en el show. Morgan consigue que prestigiosas marcas estadounidenses le patrocinen, que filmen su película y lo mejor, que paguen por ello y porque él haga sus anuncios. Para ello debe de conseguir un número de visitas y de entradas de cine establecidos por contrato, pero ese no es el tema. El tema es que toca desde un punto muy particular el posicionamiento que tenemos de las marcas en nuestra cabeza.

Spurlock, gracioso como siempre, inventivo como nunca es patrocinado por marcas como Pom o Jet blue. grandes marcas que al hacer la reunión con Morgan sólo se preocupan de como se tomará el público si participación. Se preocupan por la asociación que hacen las personas y sobre todo por la fama del propio Morgan. Se observa como defienden sus propósitos, su marca y su imagen que al fin y al cabo es lo que les da el poder. Morgan se somete a análisis de Neuromarketing y descubre que cocacola genera en él un efecto de adicción, al ver el logo de cocacola se despierta la dopamina en su cerebro deseando tomarse esa cocacola, en realidad sólo ha visto el logo durante 1 segundo, pero suficiente para desearla.

The-Greatest-Movie-Ever-SoldEl punto del director es enseñarnos como se posicionan las marcas, como se venden porque todas quieren vendernos algo y nos enseña el cómo hacen lo que hacen y cómo él se “vende” para mostrarlo. Anuncia zapatos, refrescos, champú para hombre y caballos, coches, ropa y un largo etc pero en realidad ¿Morgan se “vende”? o usa a las marcas para conseguir su propósito, hacer su película.

Eso depende de cada uno, lo que está claro es que Pom quería usar a Morgan para desprestigiar y atacar a una de sus rivales, y al final ninguna de las empresas y marcas con las que Morgan firmó el contrato aceptó el documental

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *