Segmentación vía Homer Simpson

Aún tal vez no lo sepáis pero os lo confieso. Soy un fanático de los Simpsons, adoro todo lo que tiene que ver con ellos y las lecturas optimistas y sarcásticas que tienen en todos sus capítulos y en sus 23 años de por ahora historia. Está claro (al menos en mi caso) que los simpsons suponen una fuente de información y aprendizaje brutal que todos los días nos enseñan sin descanso cosas nuevas, experiencias nuevas y lo mejor de todo, lo hacen provocando una sonrisa.

Es por eso que el otro día mi sobrina de nueve años me preguntó que era segmentar ya que estaba haciendo un ejercicio de segmentación para el Máster de Marketing y Comunicación que curso. La miré sorprendido y me puse a explicarselo pero no sabía como explicarselo a una niña de 9 años, así que recordé un capítulo de los simpsons, concretamente el de Conducción Colérica.

Así que gracias a la pasión por los simpsons recordé el nombre del capítulo y lo busqué. Y poco a poco le fui explicando como funcionaba eso de la segmentación. Le comenté a mi sobrina que Homer se empeña en comprar un coche conocido como «El Cañonero». Homer, hombre influenciable y consumista empedernido por excelencia lo ve, lo quiere y lo desea nada más «El Cañonero» aparece. Es tal el deseo que al día siguiente compra el coche en un concesionario cercano. Pero lo que ocurre es que al llegar a la central nuclear (lugar donde trabaja) Carl y Lenny (compañeros de trabajo) le piropean y le confunden con una de las madres sexys que llevan a sus hijos al colegio. Resulta que «El Cañorero» es un coche de la clase «F» pensado exclusivamente para mujeres, tanto que lleva barra de labios en vez de encendedor.

Así que le dije a mi sobrina que eso era segmentar, coger algo y hacerlo sólo para un tipo de personas, como en este caso, las mujeres. Mi sobrina lo entendió a la perfección y a la primera (me encanta esta niña) pero me preguntó ¿Y porque conduce el coche Krusty el Payaso? ¿Él es un hombre?

Resulta que me hizo ver que en ese capítulo existía una segmentación pero además un nicho de mercado. El coche iba dirigido a las mujeres pero más concretamente a las mujeres con hijos y aparentemente amas de casa. ¿Porque esta afirmación? porque Marge, que al final se queda con el coche puede por primera vez llenar el coche con la compra de la semana (todo contado con la sátira de los simpsons), es por eso que la elección del personaje publico para promocionar el coche es el ídolo local de los niños, para que ellos la seduzcan de que compre ese coche, pero en este caso Homer hace todo el trabajo, siendo uno de esos consumidores que quieren lo que en teoría no es para ellos.

En fin… mi sobrina lo entendió perfectamente y cada vez que lo recuerdo o veo a «esos simpáticos amarillos» me pregunto ¿cuanto podré aprender de ellos?

Jorge Yepes

@JORYEFLO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.